¿El Sol afecta o acelera la caída del cabello?


La única  y rápida respuesta es sí y muchísimo, la piel ( incluyendo la piel del cabello) tiene una sustancia protectora que se llama melanina producida por unas células llamadas meloncitos ( suena a cuento pero es real) esta sustancia protege a las células ( a su núcleo que es su parte más importante) de las agresiones externas entre ellas el SOL que en este caso es el malo del cuento, el sol tiene 2 tipos de radiaciones rayos UVA y rayos UVB, los UVA no producen quemaduras sin embargo penetran directamente en la piel y son los que hacen que la piel envejezca, que salgan manchas, arrugas profundas o se pierda elasticidad, en la piel del cabello también salen manchas, pecas, y daña los folículos pilos pudiendo ser permanente el daño,  y los rayos UVB que son los peores porque son capaces de activar a la melanina lo que hace que la piel se ponga más obscura,  y cuando esta exposición persiste acurre una quemadura  que puede variar de grados lo cual a nivel del cabello puede incluso matar los folículos pilosos y crear una alopecia que aún no se determina si es cicatrizal ( para siempre) o si el folículo se pudiera reponer de esta agresión, también es importante mencionar que la luz LED de las pantallas o focos también producen rayos UVB lo que también estimula la producción de meloncitos y la piel se mancha, de aquí la importancia de usar bloqueador solar incluso adentro de tu casa, teniendo especial cuidado en pieles claras porque tienen menos melanina, parte de  nuestro tratamiento incluye la protección del cabello con un gel con factor de protector solar con el cual se resuelven 2 necesidades importantes, protección de los rayos, y leve fijación para poder acomodarnos el cabello y realizar tus actividades normales es importante mencionar que nuestro GEL  es realizado especialmente para no tapar los folículos como lo hacen los geles comerciales de los cuales se hablará en ora entrada.

Dra. Nuria Santamaria Zendejas

UNAM 9714690

Bibliografía:

Abaroa, F., Reyes, K., Barrera , D., Castelán, E., Montemayor, B., Izabal, G., y otros. (2016). Hallazgos histopatológicos en las unidades foliculares de sujetos con alopecia androgenética antes y despúes de la aplicación de plasma rico en plaquetas autólogo. Dermatología Revisa Mexicana, 97+105.

Alcalá Pérez, D., & Siorda Zambrano, S. (2007). Alopecia androgenética en mujeres. Centro Dermatologico Pascua, 143-149.

Dey-Rao, R., & Shinha A, A. (2007). A genomic approach to susceptibility and pathogenesis leads to identifyian potential novel therapeutic targets in androgenetic alopecia. Genetics, 12; 4C: 2, 3, 4, 5, 6, 7.

Mulinari-Brenner, F., Hepp, T., & Seidel, G. (2011). Entendiendo la alopecia androgenética. Surgycal and cosmetyc dermatology, 329-337.

Robinson Guerrero, A., & Kahan Ch., M. (2011). Alopecia. Revista Mèdica Clìnica las Condes, 775-783.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *